Como cortar tus puntas partidas sin morir en el intento

En estos tiempos que probablemente nuestro/a estilista favorito/a no esté atendiendo con la misma frecuencia que antes, nuestro cabello sigue creciendo y a veces, nuestras puntas partidas empiezan a causar estragos en como nuestra pelo se ve.
Recortar es importante para una cabeza con cabello saludable. Si bien cortar las puntas partidas no afecta la salud del cuero cabelludo o el crecimiento del cabello, hará que tu cabello se vea más suave y terso. Una buena regla general es recortar el cabello cada seis semanas. Aquí hay algunas reglas a tener en cuenta antes de comenzar a recortar tu propio cabello.

Cortarse el pelo es perfecto para retocar tu estilo actual y deshacerse de las puntas partidas. Recuerda que los estilistas hacen que parezca fácil. Los estilistas tienen un amplio conocimiento y capacitación que hace que parezca fácil cortar el cabello, pero ciertamente no es fácil.
Solo córtate el pelo si mantienes tu estilo actual y no tienes nada grande por delante. El objetivo de cortar tu propio cabello no es la perfección, así que si necesitas un corte perfecto, esperemos a nuestro/a estilista favorito/a.

Elegir tijeras
La mayoría de esos desastres infantiles que te enseñaron a nunca cortarte el pelo involucraban tijeras domésticas comunes. Eso es parte de por qué cortarse el pelo era un desastre en ese entonces. Las tijeras domésticas son demasiado redondeadas y sin filo para cortar con precisión o en línea recta. De hecho, las tijeras domésticas pueden causar más puntas abiertas. La clave para cortar tu propio cabello en casa es un par de tijeras decentes. La mejor opción de tijeras es un juego de tijeras para cortar el cabello, como de la línea Jaguar, Jay 2, Hikato o Kiepe. Si bien cualquier par de tijeras para el cabello de calidad funcionará, considera comprar un par que mantenga su filo por mucho tiempo.

Cómo cortar tu propio cabello
Una vez que tenga las tijeras correctas, es hora de recortar Tu cabello. Sigue estos pasos para saber cómo cortar tu propio cabello, sin desastres, en tu propia casa. Humedece tu cabello. El cabello seco es difícil de cortar, y el cabello se colocará de manera diferente después del secado si se corta mientras se humedece. Por lo tanto, el cabello secado con toalla que esté ligeramente húmedo es lo mejor. También asegúrate de que tu cabello esté limpio porque el cabello sucio puede desgastar tus herramientas.
Ata una cola de caballo en la parte superior de tu cabeza. Cepilla tu cabello en una cola de caballo. Ata tu cabello lo más apretado posible en la parte superior de tu cabeza. Jala el cabello hacia abajo. Sostén tu cola de caballo hacia arriba y agárrala con fuerza. Tira del elástico de la coleta hasta las puntas , deteniéndote a solo unos centímetros de sus extremos para que no caiga ningún cabello. Asegúrate de mantener apretado el elástico.
Corta recto debajo de la cinta para el pelo. Solo haz esto si deseas eliminar una porción más grande de cabello o si tienes las puntas abiertas más largas. Cortar en los extremos. Solo corta un poquito a la vez porque siempre puedes cortar más tarde, pero no puedes agregar longitud. Tómatelo con clma y gradualmente trabaje hasta llegar a todos sus extremos. Quítate la cinta para el pelo.

Ya tienes un pelo suave y renovado.

Cuéntanos como te va!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *